воскресенье, 18 марта 2018 г.

La naranja del arbol

Las montañas en Andalucía son perfectas.

Me gusta mucho ver las imágenes de esas montañas: otras montañas, el mar, las ciudades y los pueblos.

Cuando es posible uso los teleféricos o los coches para llegar a la cima de las montañas. Pero no es siempre posible.

Una vez fui a visitar la montana pequeña a pie. Como era pequeña no preparé nada, ni agua ni otras cosas.

Como siempre la montana es pequeña cuando se ve desde abajo, pero no tan pequeña cuando caminas por su ladera.

En el momento que alcancé la cima tuve un momento triste, pero no tuve nada ni agua ni vino.  Hubían unos pocos arboles con frutas y pensé "Aha! Eso es agua" y comí una naranja.

Todo lo que pasaba antes: la tristeza y la fatiga se convirtieron a nada en un momento. Esta naranja estuvo tan amarga! Casi veneno. Y de nuevo no tenia nada para mejorar eso.

Ese fue el mas rápido descenso de la montana alguna vez! Solo cuando compré una botilla de verdejo tuve posibilidad de hablar de nuevo.